Sí, sí, hay miles de construcciones Lego, pero… ¿cuántas de ellas podrían desenvolverse de veras en el mundo real? Cuatro japoneses locos se han subido a una barca de remos hecha completamente de Lego (salvo los remos) y se han lanzada a cubrir kilómetros en un río. No voy a desvelaros el final, sólo diré dos cosas: funciona mucho mejor de lo que parece y… las lanchas motoras no saben lo que es el respeto a las locuras de los demás. Quizá seguir con un submarino sería prematuro, pero un avión… ¿Por qué no un avión? Tienes el vídeo después del salto.

¿A alguien le interesa el puto video? Pues eso.

 

Anuncios